Está aquí:   Inicio Noticias Descubre el Valle Municipios Aiara-Ayala

El municipio de Ayala, cuna del linaje de los Ayala, está situado entre las localidades de Amurrio y Artziniega y es el más extenso de toda la comarca. El hábitat es totalmente disperso y está formado por veinticuatro pequeños núcleos (Aguiñiga, Añes, Beotegui, Costera, Etxegoien, Erbi, Izoria, Lejarzo, Lujo, Luiaondo, Llanteno, Madaria, Maroño, Menagarai, Menoyo, Murga, Oceka, Olabezar, Quejana, Retes de Llanteno, Salmantón, Sojo, Zuaza y Respaldiza —sede del Ayuntamiento) entre los cuales suman 2.564 habitantes.

El ayuntamiento de Ayala, con sus veinticuatro pueblos, tal y como es hoy, se formó por resolución de la Diputación de Álava el 17 de noviembre de 1842, y se confirmó el 2 de enero de 1843.

El territorio queda vertebrado por la carretera A-624 que une las localidades de Amurrio y Artziniega en sentido este-oeste. De esta manera, paralelo a esta vía, se extiende un amplio corredor en forma de valle que está cerrado en sus márgenes por montículos montañosos que ofrecen bellas vistas (Babio, 582 m; Escoritas, 639 m; Peregaña, 625 m al sur; e Idubaltza, 691 m y Pagonabarra/Panabarra 604 m al norte). Por él transcurren en dirección sur-norte las cuencas de los ríos Izoria, Izalde e Ibalzibar, que descienden de las cumbres de Sierra Sálvada o Gorobel para desembocar en el Río Nervión (Izoria) y en el Cadagua (Izalde e Ibaizabal).

En cuanto a los núcleos que componen el municipio de Ayala señalar que, Respaldiza acoge la Casa Consistorial y algunos de los servicios básicos de la zona (bares, restaurantes, consultorio. Luiaondo, a su vez, es el núcleo más grande con cerca de 700 habitantes, y diferentes servicios básicos (comercio, restauración, alojamiento...) y el resto de localidades son núcleos rurales formados, en gran parte, por caseríos diseminados separados por zonas de pasto y pequeños rodales de arbolado, ofreciendo la clásica estampa rural del paisaje vasco-atlántico. Muchos de estos caseríos son auténticas joyas arquitectónicas que ofrecen un extraordinario valor etnográfico.

El elemento icónico más representativo del municipio, sin duda alguna, son sus numerosas Casas-Torre distribuidas por todo el territorio. Zuaza, Murga, Olabezar, Luiaondo, Aguiñiga, Añes... cuentan con excelentes ejemplos de este tipo de construcciones defensivo-residenciales.

Una de ellas sobresale de manera especial, el Solar de los Ayala en Quejana/Kexaa. La historia de toda la comarca está fuertemente vinculada a este linaje y, como no podía ser menos, en la cuna del mismo se erige un espectacular Conjunto Monumental, convertido hoy día en uno de los elementos más identificativos de todo el valle.

¿Sabías que...?

La palabra Ayala es de raíces vascas, como la mayoría de la toponímica de su denominación, no obstante, los historiadores no se ponen de acuerdo en cuanto a su significado, ya que para unos significa "declive de la eminencia", para otros "lado de la vertiente" y otros la traducen por "pastizal".

Lugares de interés

Conjunto Monumental de Quejana-Kexaa

Catalogado como Monumento Nacional del País Vasco en 1984, destaca por el fuerte carácter medieval que aún conserva.

El Conjunto Monumental de Quejana está compuesto por El Torreón-Capilla de la Virgen del Cabello, la iglesia de San Juan Bautista y el Palacio Fortificado de los Ayala, palacio que construyó Fernán Pérez de Ayala en el s. XIV, y en cual alberga en la actualidad, el Museo de Arte Sacro.

Dicho museo, muestra la historia de los Señores de Ayala y la de las madres del antiguo Convento de la orden Dominica, con importantes imágenes, cuadros, ornamentos, orfebrería... y varias obras de arte guardadas en el convento durante más de 600 años.

El Torreón-Capilla de la Virgen del Cabello, es un torreón macizo en cuya planta baja acoge dicha capilla. Mandado construir por Pedro López de Ayala "El Canciller" y su esposa Leonor de Guzmán, posee los sepulcros con sus figuras yacentes, realizadas en alabastro, ocupando el centro de la Capilla y presidida por un retablo gótico del s. XIV, (copia del original vendido en 1913 y en el cual está expuesto en el Museo de Arte de Chicago, en el "Art Institute"). En los laterales, se encuentran dos lucillos con arco apuntado con las estatuas yacentes de Fernán Pérez y Elvira de Ceballos, padres del Canciller.

La Iglesia de San Juan Bautista (1378), data de los primeros años del s. XVI. Parroquia de Quejana e iglesia del Convento, posee un grandioso retablo barroco, con columnas salomónicas y relieves de santos. Bajo el coro, en dos nichos, se encuentran 2 estatuas funerarias de Fernán Pérez y María Sarmiento, hijo y nuera del Canciller.

El antiguo Convento de las Madres Dominicas data del s. XIV y se distribuye entorno a un claustro cuadrado que dispone de dos pisos.

Para visitar el conjunto imprescindible concertar cita en el 945 39 92 64.

Casas-torre

En toda la comarca el número de casas-torre supera los 50 edificios, y una buena parte de ellos se ubican en el municipio de Ayala.

Concebidas como construcciones de carácter defensivo y residencial, hoy en día, han perdido esta función y sus usos son variados: residencial, expositivo, servicios, etc. Por ello, algunos de estos edificios han sido restaurados, pero también quedan edificios que no tienen un uso definido y están sufriendo el deterioro del tiempo. Entre otros cabe destacar los siguientes:

Torre de Zubiete (Llanteno)

Se alza sobre el río Ibaizabal, controlando el paso del puente. Es de 4 plantas y tiene adosada una edificación hoy en día en ruinas. Fue reformada en el siglo XVII, por lo que su primitiva construcción fue en parte desfigurada. En su fachada están los nobles escudos de Murga-Salazar.

Torre de Ureta (Llanteno)

Está situada entre los ríos Herrerías e Ibaizabal, vigilando un lugar de paso y encuentro de caminos. Convertida hoy en caserío, tiene una torre de planta cuadrada de once metros de lado, dos plantas, y tejado a cuatro vertientes. Data del siglo XV.

Torre Murga (Murga)

Construida a finales del s. XIII fue declarada Monumento Histórico-Artístico en 1984. En 1993 se restauró. A esta torre se le adosó en el SXVI un palacio y posiblemente perdiera entonces los elementos defensivos. La torre esta hecha en mampostería y sillarejo aunque la última planta y el desván son de ladrillo. En el Palacio se utilizan los mismos materiales, incluido el ladrillo de la parte superior. Destaca la arquería porticada de la planta baja de la fachada principal y del lateral izquierdo. Ostenta tres escudos, sobresaliendo por su factura y tamaño el de la fachada.

Torre de Negorta (Zuaza)

Este es un ejemplo de las torres vivienda más característica de Ayala. Es de planta cuadrada, de dos pisos y un voladizo de madera apeado en modillones de piedra. Es una construcción de finales del s. XV o principios del XVI y fue restaurada en 1996.

Torre de Txabarri (Respaldiza)

La torre de Txabarri, se encuentra en el Solar de los Atxa, y fue construida en el s. XV, varias veces reedificada y muy reformada en 1865 con los gustos neomedievalistas de la época. Presenta ciertos elementos añadidos para darle aspecto de fortaleza. Tiene planta cuadrada, y lo que más llama la atención son los modernos y añadidos recercos de ladrillo de las ventanas y el voladizo con ménsulas de ladrillo, recordando al que debió tener en su origen. Aún conserva restos de un foso en el lado Oeste.

La comarca cuenta además con algunas construcciones más recientes, de corte neoclásico entre las que destacan: Palacio de los Arana-Andraca (Luiaondo), Palacio de Urquiko (Zuaza), Ayuntamiento de Ayala (Respaldiza), Palacio de Acha, (Respaldiza), Palacio de Arecha (Menagarai), Palacio de Cerrajería.

Arquitectura religiosa

La mayoría de los núcleos del municipio de Ayala conserva su iglesia o ermita. Algunas de ellas son especialmente importantes por su valor artístico. Destacan las siguientes:

Iglesia de San Vicente (Añes)

Fue consagrada en el año 1.128 y reformada en el s. XVIII, deformando la construcción medieval. De planta rectangular, conserva una interesante portada románica del s. XII, incrustada en unos de los muros de construcción prerrománica.

Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción (Respaldiza)

Documentada en 1095, destaca por su portada románica del s. XIII y, a su derecha, una lápida sepulcral con la figura de un monje, con inscripción y fecha de 1167. El retablo es barroco del s. XVII. Cuenta con dos sepulcros medievales en piedra del Santo Conde de Don Vela y de su hijo Vela Velásquez, primeros Ayala del s. XII. Destaca también la imagen de la Piedad del s. XVII en una capilla lateral.

Santuario de Nª Señora de Etxaurren (Menoio)

Fue construido en el s. XVIII y posee un pórtico corrido con techumbre de madera y campanario de espadaña, y en su interior un retablo barroco. Situado en un alto, desde este santuario podemos disfrutar de las hermosas vistas de la Sierra Sálvada o Gorobel.

Elementos Simbólicos de la Administración Local

Campo Saraube (Olabezar)

La tierra de Ayala, desde tiempos inmemorables, disfrutó de sus fueros, usos y costumbres, que no tenían las comarcas de alrededor, y nada tenía que ver con el régimen administrativo de la Provincia de Álava ni de Vizcaya. Ésta disfrutó del privilegio de no pagar tributo alguno hasta la llegada de la Casa de Borbón en 1700. Tuvo régimen administrativo y político peculiar, eligiendo a sus autoridades en el Campo de Saraube, un sistema que se mantuvo hasta 1842.

Aquí se reunían las autoridades y pueblo ayalés con los Señores de la Casa de Ayala y sus representantes, los Alcaldes Mayores o Gobernadores del estado y Provincia de Ayala. El Señor con la Cofradía nombraba, en dicho campo, a los cinco alcaldes, y éstos no podían dar sentencia sobre solar ni heredad ni otra "sentencia agraviada", salvo en Saraube, antes conocido como Campo de Zaraobe.

En este recinto se aprobó el Fuero de Ayala XIV. Esta situado en un alto y rodeado de una pared almenada, encontramos una mesa y unos bancos de piedra que son el testimonio vivo de unos de los lugares más venerados de Euskal Herria.

Monumento al Árbol Malato (Luiaondo)

Se trata de una cruz de piedra que nos recuerda al lugar hasta el cual los caballeros, escuderos e hidalgos acompañaban al Señor de Vizcaya, sin pagarles sueldo alguno. En su base se puede leer la siguiente inscripción: Este es el sitio donde estaba el memorable Árbol Malato del que hablan las historias y la ley quinta del titulo primero del Fuero del Muy Noble y Leal Señorío de Vizcaya. Año 1730.

Arquitectura civil residencial rural: caseríos

Todo el municipio en su conjunto ofrece un extraordinario elenco de caseríos, prototipo de la arquitectura rural vasco-atlántica. Cerca de 250 caseríos de toda la comarca están incluidos en el Catálogo de Bienes Inmuebles de la Comunidad Autónoma Vasca, y una buena parte se localizan en Ayala.

Hermosos ejemplares de grandes volúmenes que más allá de sus interés arquitectónico constituyen un verdadero tesoro etnográfico, tal y como se deriva de sus diferentes elementos asociados (horno, silo, huertas, arbolado, cuadras, cabaña, etc.).

Destacan algunos núcleos como Izoria, Murga, Olabezar o Maroño.

www.aiarakoudala.com


www.onoff.es